Mascarillas para enfermos, sanitarios y cuidadores

¿Quién debe usar las mascarillas antivíricas?

Las mascarillas no son estrictamente necesarias para la personas que no han contraído el virus, ya que son una herramienta para minimizar el riesgo de que las personas que están enfermas contagien la enfermedad a las personas de su entorno, mediante los estornudos o la tos.

La OMS establece que toda persona que presente síntomas respiratorios (especialmente estornudos y tos), deben usar las mascarillas faciales como método de prevención ante la propagación de posibles enfermedades como la gripe común o como el propio coronavirus.

Aunque dado que actualmente existe un desabastecimiento generalizado por la alta demanda de las mascarillas médicas desechables, se recomienda comprar las mascarillas desechables en cuanto se pueda para tener algunas unidades en el domicilio, por si fuera necesario usarlas por algún miembro de la familia que contraiga el COVID-19 o bien por sus cuidadores.

¿Qué tipos de mascarillas antivirales existen?

Existen una gran variedad de mascarillas antivirales disponibles en el mercado que se pueden comprar, pero a groso modo, se dividen en varios subtipos en función de su grado de protección y efectividad ante posibles contagios de enfermedades como el coronavirus.

Mascarillas médicas desechables

Las mascarillas sanitarias o de cirujano, son aquellas que menor protección ofrecen ante partículas de muy pequeño tamaño o gases. La principal ventaja es que son de un sólo uso (usar y tirar), y usándolas correctamente el grado de protección que ofrecen ante posibles contagios de virus es muy elevado.

En ocasiones se utilizan otros productos de menor protección que las mascarillas médicas desechables, y coincide además que de estos otros productos no se dispone de suficiente información sobre la efectividad ante posibles contagios e infecciones… hablamos de las mascarillas de papel, los tapabocas de tela o los pañuelos, entre otros; por lo que no se recomienda su uso.

Mascarillas autofiltrantes

Las mascarillas FFP proporcionan una excelente protección frente a partículas en el aire, son mascarillas de protección respiratoria destinadas para uso profesional.

Las mascarillas de protección FFP generalmente se dividen en dos grupos, mascarillas FFP aislantes que suministran un gas respirable no contaminado, o bien las mascarillas filtrantes que usan uno o varios filtros para eliminar los agentes contaminantes o infecciosos del aire antes de pasar a las vías respiratorias del usuario.

Según el grado de eficacia de las mascarillas autofiltrantes se clasifican en tres tipos, mascarillas FFP 1 (filtración baja), FFP 2 (filtración media) y FFP 3 (filtración alta).

¿Quieres ayudar a tus familiares y amigos?

Comparte toda la información y consejos sobre las mascarillas antibacterianas para evitar el contagio del CORONAVIRUS.